HIIT

HIIT y CÁNCER

 

Chris Jordan, director de Fisiología del Ejercicio en Human Performance Institute en Orlando, Florida, informó en el New York Times sobre la cantidad de beneficios para la salud del entrenamiento tipo HIIT. El HIIT (High Intensity Interval Training), entrenamiento interválico de alta intensidad, es un tipo de entrenamiento cardiovascular que  alterna periodos cortos de ejercicio intenso  con periodos cortos menos intensos de recuperación. Uno de los beneficios que nos puede aportar es aminorar el riesgo de padecer cáncer y contribuir a la disminución de sufrir recidivas en el caso de que se hayan padecido.

En primer lugar, y para profundizar más en este tema, pondremos de relieve el importante papel del lactato en las distintas fases del cáncer. El ácido láctico es una sustancia que genera el organismo al descomponer carbohidratos para la obtención de energía cuando se realiza ejercicio físico. San Millán y compañeros afirman que el lactato es el único compuesto metabólico implicado y necesario en todas las etapas de la enfermedad. El exceso de este compuesto es lo que los expertos denominan efecto Warburg.

En 1942, Otto Warburg observó que las células normales metabolizan la glucosa de forma distinta a las células cancerígenas. La producción aumentada de lactato («lactagénesis») es la razón y el propósito del efecto Warburg. Las células cancerosas productoras de lactato («lactagénicas») se caracterizan por una formación excesiva de este compuesto.

Las células cancerosas tienen un metabolismo anaeróbico más desarrollado que las células sanas y son capaces de poder vivir con menos oxígeno. La principal fuente de energía de las células tumorales es la GLUCOSA. Las células sanas en presencia de oxígeno paran de producir ácido láctico. Sin embargo, las células cancerosas oxidan la glucosa (via fosforilación oxidativa) y la fermentan produciendo grandes cantidades de ácido láctico, dañando el ADN de las células sanas. De ahí que los enfermos de cáncer presenten una capacidad cardiopulmonar muy inferior a la de la población sana.

Ahora bien, ¿qué relación tiene el HIIT con el cáncer? Como hemos comentado antes, las células cancerígenas necesitan el lactato para su desarrollo, y el HIIT es una potente herramienta para la eliminación de la concentración del lactato en sangre. Con esta forma de entrenamiento, conseguimos duplicar la masa de mitocondrias que se precisan para metabolizar el exceso de ácido láctico.

Por otro lado, el ejercicio de alta intensidad provoca una subida de la adrenalina, sustancia que moviliza las células NK, (células asesinas) del sistema inmunitario, que destruyen las células afectadas por el cáncer.

Por lo tanto, esta forma de entrenar nos va a aportar  estrategias para combatir la enfermedad. Este aporte científico es otra razón de peso que se suma a la multitud de beneficios que nos aporta la actividad física.

Eduardo Pérez López

 

Bibliografía:

–          Adams SC et al. Effects of high-intensity aerobic interval training on cardiovascular disease risk in testicular cancer survivors: A phase 2 randomized controlled trial. Cancer. 2017

–          San Millán et al. Reexamining cancer metabolism: lactate production for carcinogenesis could be the purpose and explanation of the Warburg Effect. Carcinogenesis. 2017; 1;38(2):119-133.

–          Jung SY. et al. Effect of genetic variants and traits related to glucose metabolism and their interaction with obesity on breast and colorectal cancer risk among postmenopausal women. BMC Cancer. 2017 Apr 26;17(1):290

–          Morland C. Exercise induces cerebral VEGF and angiogenesis via the lactate receptor HCAR1. Nat Commun . 2017 May 23;8:15557.

–          Schulz S. et al.Feasibility and effects of a combined adjuvant high-intensity interval/strength training in breast cancer patients: a single-center pilot study. Disabil Rehabil. 2017 Mar 21:1-8

–          Thiele RH. Et al. Subcellular Energetics and Metabolism: Potential Therapeutic Applications. Anesth Analg. 2017 Jun;124(6):1872-1885

–          San Millán et al.Reexamining cancer metabolism: lactate production for carcinogenesis could be the purpose and explanation of the Warburg Effect. Carcinogenesis. 2017 Feb 1;38(2):119-133

–          Drum SN et al. A Feasibility Study Related To Inactive Cancer Survivors Compared with Non-Cancer Controls during Aerobic Exercise Training. J Sports Sci Med. 2016 Dec 1;15(4):592-600.

–          Evans E. et al. Adrenal Hormone and Metabolic Biomarker Responses to 30 min of Intermittent Cycling Exercisein Breast Cancer Survivors. Int J Sports Med. 2016 Nov;37(12):921-929

–          Guinan et al. Effects of a multimodal rehabilitation programme on inflammation and oxidative stress in oesophageal cancer survivors: the ReStOre feasibility study. Support Care Cancer. 2017 Mar;25(3):749-756.

–          Dethlefsen C. et al. Exercise regulates breast cancer cell viability: systemic training adaptations versus acute exercise responses. Breast Cancer Res Treat. 2016 Oct;159(3):469-79

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *